El IMCP se compromete a trabajar con el Ejecutivo Federal para armar una reforma fiscal progresiva, simple y que genere la mínima distorsión posible

Autor: Viridiana Medina

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) que dirige Florentino Bautista Hernández ya ha establecido contacto con las nuevas autoridades fiscales y no quita el dedo del renglón para impulsar distintas iniciativas de Reforma en beneficio de la profesión contable organizada y de los contribuyentes, una de ellas es la Reforma al artículo 32-A del Código Fiscal. La iniciativa tiene por objeto que el dictamen fiscal sea de carácter voluntario, es decir que no se fije un límite de ingreso. En ese sentido, con esa reforma se abrirá la posibilidad para que todos los contribuyentes puedan dictaminar sus estados financieros y no únicamente aquellos cuyos ingresos sean superiores a $100,000,000.

Como se recordará, una de las modificaciones más trascendentes en la reforma fiscal de 2014 es que el dictamen dejó de ser obligatorio para los contribuyentes y quien fuera Jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en ese entonces, Aristóteles Núñez, consideró que debido a los avances tecnológicos que permiten hacer auditorías más rápidamente, el dictamen fiscal ya no era necesario.

En conferencia con la prensa especializada, el presidente del IMCP acompañado de Mario Morales, vicepresidente Fiscal; Moisés Alcalde Virgen, presidente de la Comisión de Revista; Rolando Silva Briceño, presidente de la CROSS Regional Centro y de Ludivina Leija, vicepresidente de Difusión, entre otros, compartió su opinión respecto a la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación 2019 que está en proceso legislativo.

“En el IMCP nos parece destacable que este Paquete Económico 2019, no contemple incrementos a los impuestos existentes ni la creación de nuevos impuestos y que priorice la eficiencia y transparencia del gasto para promover el desarrollo y la productividad, dentro de un marco de rendición de cuentas, estabilidad macroeconómica y financiera del país”, indicó.

“Igualmente destacable es que el Ejecutivo Federal asuma el compromiso de no incrementar los impuestos en la primera parte de su administración hasta no mostrar una mayor eficiencia en el gasto público y que en ese mismo periodo busque fortalecer la recaudación, mejorando la eficiencia de la administración tributaria, así como reduciendo los espacios regulatorios que pudieran permitir esquemas de elusión y evasión fiscal, con la finalidad de que el sistema impositivo sea más justo y equitativo”, expresó.

Dijo que ese Instituto se compromete a trabajar, en conjunto con el Ejecutivo Federal, para que la reforma fiscal que propondrá en la segunda mitad de su administración cumpla con los ejes rectores que se ha planteado: es decir desarrollar un sistema fiscal progresivo, más simple y que genere la mínima distorsión posible.

Programa de auto regularización en materia de PLD

El IMCP aplaude la propuesta para que, mediante una disposición transitoria, el SAT pueda implementar un programa de autocorrección para aquellos sujetos que no se encuentran al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones en el marco de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

En este mismo orden de ideas consideró importante que los senadores dictaminen la Iniciativa con Proyecto de Decreto en donde se adiciona y reforman diversos artículos de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia ilícita, presentada por la senadora Minerva Hernández Ramos el pasado 8 de noviembre, en la cual se propone que a efectos de fortalecer el sistema de combate al “lavado” de dinero así como corregir las deficiencias que tienen los procedimientos que desarrollan  quienes realizan las actividades vulnerables que estable la Ley, los contribuyentes cuenten con una revisión y reporte anual preparado por un auditor externo bajo los lineamientos que establezca la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Compensación Universal

Respecto a la Compensación Universal, opinó que consideran desafortunada la propuesta de eliminar esta medida de simplificación administrativa, ya que si bien es cierto pudo abrir espacios para la evasión fiscal al compensar saldos inexistentes también lo es que la autoridad siempre ha tenido la facultad de revisar y en su caso rechazar las compensaciones improcedentes y fincar un crédito fiscal.

Ahora bien, en el supuesto que esta medida de simplificación se elimine, consideran conveniente que mediante algún artículo transitorio de la Ley de Ingresos se adicione la posibilidad de que el SAT implemente un programa que agilice las solicitudes de devolución, ya sea mediante un padrón de contribuyentes cumplidos, una certificación similar a la hoy existente para maquiladoras o una certificación por contador público certificado y registrado ante el SAT, esta última bajo los lineamientos que el propio SAT determine.

Adicionalmente, consideran que debe existir un mecanismo transitorio para los remanentes de los saldos a favor compensados hasta el 31 de diciembre de 2018.

Respecto a la Región Fronteriza, afirmó que en el IMCP coinciden en que deben de definirse claramente los supuestos de aplicación de estos beneficios para que sólo sean aprovechados por aquellos a quienes va dirigido. “No obstante, hubiera sido deseable dar a conocer dichos supuestos en forma conjunta con este paquete económico”, apuntó.