1. Homepage
  2. Soluciones Contables y Publicaciones
  3. El impacto del COVID-19 en el reparto de utilidades

Artículo

El impacto del COVID-19 en el reparto de utilidades

La pandemia está teniendo un fuerte impacto económico y financiero en todo el mundo y México no es la excepción.

En un contexto en el que se espera que la economía nacional caiga casi un 9%, asistimos a una realidad en que las empresas están suspendiendo relaciones laborales o bien, liquidando a su personal ante la falta de ventas. Incluso, la caída en el consumo ha llevado a que cierren cada vez más empresas y crezca el desempleo, dejando a la economía al borde de la recesión.

Sin dudas que la crisis sanitaria de la pandemia se ha traducido en una crisis de liquidez para las empresas, que deben tomar los recaudos necesarios para no afectar cuestiones sensibles que hacen a una gestión eficaz, entre ellas, el reparto de utilidades.

Un repaso rápido de la PTU

La Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) de la empresas, más conocida como reparto de utilidades, es un derecho constitucional que tienen los asalariados de recibir una parte de las ganancias que obtiene una empresa o patrón por los productos o servicios que comercializa. 

Como retribución al esfuerzo productivo de los trabajadores, se establece una participación del 10% de las utilidades, porcentaje que se aplica sobre la renta gravable determinada por la Ley del Impuesto sobre la Renta. 

Al estar cubierto por todas las normas y privilegios del salario, el reparto de utilidades no es renunciable y se aplica a todas las personas físicas o morales con base gravable. Por eso, es fundamental revisar bien las leyes que le dan sustento, para que no haya sorpresas, ya sea por parte del SAT o de los trabajadores, en esta época de incertidumbre y falta de liquidez.

Adaptándose a los cambios en el reparto de utilidades

El impacto por el COVID-19 en la economía ha transformado la dinámica del reparto de utilidades en 2020 y el próximo 2021. En este sentido, en el caso de las empresas que han tenido utilidades en 2019 que se deban pagar este año o que presenten problemas de liquidez, una medida útil para llegar a un acuerdo respecto del pago con los trabajadores es la conformación de una comisión mixta

Integrada por igual número de representantes de los trabajadores y del patrón, el objetivo de esta comisión es formular un proyecto que determine la PTU y la fije en un lugar visible del establecimiento. 

De esta manera, todas las diferencias se dirimen dentro del ámbito de la comisión y se pueden evitar quejas de los trabajadores, ya sea por una diferencia de criterios con la declaración anual presentada por el patrón, por el cálculo individualizado que realiza el contador o por la manera de establecer los días que se consideran laborados o no laborados. 

El reparto de utilidades en el contexto del COVID-19

Algo es claro. Si bien la pandemia del coronavirus ha tenido un impacto enorme en la economía nacional e internacional, y en la realidad de las empresas, la obligación de pagar el reparto de utilidades de 2019 no se ha visto afectado.

Al tratarse de la participación del ejercicio fiscal de 2019, es decir, una prestación que se generó durante el año pasado, el PTU de este año debe pagarse en tiempo y forma.

En un contexto de recesión y falta de liquidez, la recomendación es que las empresas que no cuenten con el capital para el pago, puedan negociar convenios con los trabajadores o con la comisión mixta. 

Por ejemplo, organizaciones sindicales de la Confederación de Trabajadores de México y empresas del sector automotriz, alimentos y petroquímica, acordaron adelantar el pago de utilidades para contrarrestar el impacto por el COVID-19.

Una negociación de este tipo no solo puede ayudar a mantener la armonía dentro del ámbito laboral, evitando los reclamos de los asalariados, sino también a eludir sanciones, que pueden ir desde los 20,000 a más de 400,000 pesos por el incumplimiento del pago.

Estamos en un contexto de crisis en el cual se hace imprescindible seguir al pie de la letra la legislación fiscal en materia de reparto de utilidades. Por eso, la determinación precisa de la PTU, sumada a la conformación de una comisión mixta y los convenios con los trabajadores, se presentan como herramientas clave para mejorar la liquidez y mantener la certidumbre aún en un escenario tan impredecible.

Este artículo está basado en el webinar “Determinación y distribución del reparto de utilidades y su impacto por el Covid-19”, dictado el Dr. Gabriel Valencia González, socio director de MV Contadores Públicos y Auditores, S.C.

Sigue leyendo nuestro blog para conocer más.