1. Thomson Reuters México - Respuestas Confiables
  2. Soluciones de Comercio Exterior
  3. Blog Comercio Exterior
  4. Desafíos del comercio internacional: Examinar el agujero negro de la cadena de suministros y evaluar los incentivos

artículo

Desafíos del comercio internacional: Examinar el agujero negro de la cadena de suministros y evaluar los incentivos

Mientras que la pandemia del COVID-19 continúa desestabilizando las cadenas globales de suministros, Thomson Reuters solicitó a Todd R. Smith, director de EY, quien trabaja desde hace casi 20 años como consultor comercial y aduanero, sus perspectivas sobre el impacto en las empresas multinacionales.

Mientras que la pandemia del COVID-19 continúa desestabilizando las cadenas globales de suministros, Thomson Reuters solicitó a Todd R. Smith, director de EY, quien trabaja desde hace casi 20 años como consultor comercial y aduanero, sus perspectivas sobre el impacto en las empresas multinacionales.

Thomson Reuters: ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentan actualmente las empresas con relación al comercio internacional y a la gestión de la cadena de suministros?

Todd R. Smith: Yo diría que existen dos temas que están ascendiendo como puntos críticos comunes y necesidades generalizadas. En primer lugar, todos los países están aprobando leyes o revisando reglamentos para disminuir el impacto en el flujo de caja financiero derivado de una paralización global. Para un profesional de comercio exterior, es difícil conocer todos los incentivos fiscales y comerciales alrededor del mundo. Se necesita una forma de rastrear todos esos beneficios anunciados por los gobiernos y decidir si tiene sentido buscarlos o no.

Y eso no se refiere solamente a los beneficios aduaneros. Se refiere al impuesto a la renta, al impuesto sobre las ventas, al impuesto sobre el valor agregado, y al impuesto sobre los sueldos. Diversas medidas se están ejecutando y decretando en todo el mundo. Es un desafío lograr dominarlo todo.

Thomson Reuters: ¿Cuál es el segundo desafío?

Todd R. Smith: La noción de visibilidad de la cadena de suministros está ganando un significado considerablemente nuevo. Generalmente, los directores y los gerentes de las áreas de comercio internacional monitorean las órdenes de compra y las fechas de entrega esperadas de los productos que están solicitando. Para la mayoría de las empresas, eso acaba de tornarse un completo agujero negro, porque los pedidos fueron emitidos, pero, debido a la paralización en Asia, la comunicación de las fábricas acerca de cuándo esos productos serán realmente enviados es extremadamente deficitaria.

Y no se tiene idea dónde están estos productos en el proceso de fabricación. No sabes si las mercancías están saliendo de la línea y siendo puestas en embalajes o si están en un contenedor en algún lugar del mundo. Y el problema no solo es el flujo logístico, donde están las mercancías físicamente, sino también el flujo financiero. ¿Dónde está la orden de compra, el recibo fiscal o el pago en el ciclo de vida de una carga?

Entonces, ¿qué se debe hacer ahora? ¿Llamo a la fábrica e intento identificarlo con ellos? ¿Llamo a la transportadora local e intento identificarlo con ellos? ¿Voy a la transportadora marítima e intento identificarlo con ellos? ¿El producto no está siendo fabricado porque la fábrica no ha recibido la carta de crédito que normalmente recibe del banco?

Como ya cité, la noción de visibilidad del flujo físico y financiero en tiempo real verdaderamente ha ganado un nuevo significado.

Thomson Reuters: No existe una solución rápida para eso, pero ¿cómo se espera que las empresas respondan a largo plazo?

Todd R. Smith: Históricamente, discutimos y abordamos la visibilidad de la cadena de suministros en el contexto de una torre de control y este concepto está resurgiendo como un requisito. Varias empresas van a reexaminar e identificar cómo implementar también esa torre y nivel de control en la visibilidad del flujo financiero.

Imagino que cuando la economía vuelva a operar, habrá muchas discusiones y movimientos en torno de toda esa noción de tener una mayor visibilidad. Mayor visibilidad en tiempo real, tanto del movimiento físico de mercancía como de la documentación necesaria para su elegibilidad, como certificados preferenciales de origen y documentos financieros, incluyendo cartas de crédito.

Thomson Reuters: ¿Cuál es el impacto diario de la situación actual en los gestores de comercio internacional de las empresas?

Todd R. Smith: Es una enorme dificultad. Hay diferentes profesionales dentro de una empresa que están haciendo lo posible para descubrir cuál es el status de esos ítems. Ya sea la Tesorería buscando esa información con un banco, o el área de logística tratando ese tema con las transportadoras marítimas. Después, hay alguien en la empresa recibiendo toda esa información por correo electrónico y tratando de crear una imagen de cómo están las cosas, utilizando básicamente el Excel. Es una gran dificultad; una situación caótica.

Thomson Reuters: ¿Qué cambios operativos puede adelantar a largo plazo?

Todd R. Smith: Creo que en el mercado resurgirá el desarrollo de mejores herramientas de visibilidad. Además, he visto tendencias en que los minoristas de gran porte – ya sean de bienes de consumo o vestuario - vienen tratando de consolidar el número de proveedores de la cadena de suministros para obtener un mejor cumplimiento de las reglamentaciones, especialmente en aspectos como el trabajo forzado y una serie de otros requisitos reglamentarios que necesitan ser atendidos. La contrapartida funciona así: el proveedor recibe más volumen de la empresa y, a cambio, invierte más en controles para que la empresa esté segura de que es un colaborador que cumple con las reglamentaciones.

Pero ahora vemos el impacto de eso en un escenario de recuperación más rápida. ¿Qué es lo que sucede cuando pones todos tus productos en una cesta, por así decirlo, y la economía de una región se cierra? ¿Logras adaptarte y recuperarte con la velocidad necesaria?

Creo que nos enfrentaremos a dos situaciones. En algunos casos, veremos las cadenas de suministros más cortas, lo que significa que la producción puede quedar un poco más cerca de casa. Y creo que veremos un poco más de diversificación en la base de proveedores. De este modo, si una empresa necesita mudarse a una región diferente, podrá hacerlo más rápidamente.

Ahora, esto es más fácil decirlo que hacerlo. Pero pienso que esta será la nueva realidad.

Thomson Reuters: ¿De qué forma eso es más fácil decirlo que hacerlo? ¿Cuáles son los desafíos?

Todd R. Smith: Conseguir evaluar el campo de batalla, por así decirlo, y hacer cambios rápidos y ágiles en su cadena de suministros dependerá de la información apropiada. Por ejemplo, si la decisión es mudar la producción de China a Camboya, además de saber si hay una fábrica con la capacidad adecuada para atender a su demanda de producción, también necesitas observar el impacto que eso causará en su costo de importación.

Necesitas observar el costo de producción, del envío de los productos, pero también puede haber impuestos y diferentes tasas cuando haces esos cambios. A lo mejor puedes fabricar en un país donde haya un Acuerdo de Libre Comercio, por ejemplo.

Todas estas consideraciones y la capacidad de realizar análisis de forma rápida ciertamente ayudarán a facilitar las decisiones en un plazo más corto y de forma más ágil. Este será el nuevo status operativo que se seguirá. ¿Será que las empresas, así como los gobiernos, aprenderán con la actual crisis pandémica y tomarán acciones, o simplemente se sentirán aliviados por haber sobrevivido y continuarán con los mismos procesos? 

En breve tendremos la respuesta.