1. Thomson Reuters México - Respuestas Confiables
  2. Soluciones de Comercio Exterior
  3. Blog Comercio Exterior
  4. Impulsa la competitividad de tu empresa con tecnología para TLC
industry-financial-hero

artículo

Impulsa la competitividad de tu empresa con tecnología para TLC

Hoy, existen más de 500 tratados de libre comercio alrededor del mundo, que involucran a países de todos los continentes. De hecho, actualmente México tiene 13 acuerdos con 50 países diferentes.

El establecimiento de un tratado de libre comercio implica la reducción de los aranceles entre los países que suscriben al acuerdo. De esta manera, se eliminan los impuestos fronterizos o las barreras comerciales sobre los bienes, lo que ayuda a reducir el costo de las exportaciones e importaciones de un país y facilita la entrada a otros mercados.

Sin dudas, esto abre grandes oportunidades de negocios para diferentes sectores económicos del país. Se requiere de una acción coordinada de muchas áreas, basada en procesos ágiles que cumplan con las reglas específicas de cada tratado, y la tecnología puede tener un papel esencial al ayudar a las empresas a reforzar su perfil competitivo.

Mayor competitividad en un mercado más integrado

La firma de tratados de libre comercio por parte de México no solo brinda al país una puerta de acceso a un mercado potencial de más de 1,000 millones de consumidores y 60% del PIB mundial. También ayuda a diversificar la histórica relación comercial con los Estados Unidos, abriendo el juego a otros países.

Como mencionamos, México actualmente tiene 13 tratados de libre comercio con 50 países, tales como Estados Unidos, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Nicaragua, Perú, Guatemala, El Salvador y Honduras, en el continente americano, e Israel, Japón y la Unión Europea, entre otros.

Las oportunidades de negocios que se generan por estos tratados son muy importantes para las empresas mexicanas. Y los responsables de los departamentos de comercio exterior y cadena de suministro deben estar atentos a ellas, para generar estrategias de negocios que les permitan abordar el acuerdo con altos niveles de competitividad.

Esto implica, por ejemplo, pensar en procesos que impulsen la innovación, reduzcan los costos, aumenten la productividad, mejoren las comunicaciones e incrementen la eficacia del equipo. Y allí es donde la tecnología para el comercio juega un papel clave.

Tecnología al servicio de la apertura comercial

Diversas industrias ya están aplicando soluciones inteligentes para identificar oportunidades de calificar productos bajo las reglas de origen específicas de los tratados de libre comercio. En este sentido, la tecnología es fundamental para aprovechar al máximo estos acuerdos y aumentar el ROI de las empresas.

Por ejemplo, la tecnología para el comercio ayuda a consolidar una infraestructura de TI ágil y segura para que los procesos de negocio sean más productivos y tengan un costo verdaderamente competitivo. Sin dudas, contar con procesos ágiles que cumplan con las condiciones es fundamental para competir en términos favorables en un TLC.

En el caso de una tecnología en la nube, inclusive, las pequeñas y medianas empresas se ven beneficiadas porque las inversiones tecnológicas se reducen. Así, pueden competir en igualdad de condiciones con industrias de mayor nivel.

Superar los desafíos para superar las expectativas

Los tratados de libre comercio presentan innumerables desafíos a las empresas que participan en ellos. La tecnología es una gran forma de resolverlos para seguir garantizando una operación competente.

Por ejemplo, el surgimiento de aranceles aduaneros inesperados puede afectar los costos de la cadena de suministro. La tecnología para el comercio adecuada ayuda a eficientar los procesos logísticos y reducir el trabajo manual, lo que, a su vez, conduce a una disminución de los costos que permite hacer frente a dichos aranceles.

Si existe el caso de acuerdos superpuestos, una herramienta de análisis de datos puede ayudar a encontrar incongruencias y definir las mejores estrategias de uso que garanticen el cumplimiento.

En términos de supervisión del cumplimiento de las regulaciones de cada país miembro, las empresas pueden beneficiarse de funciones de retención de documentos y generación de informes en tiempo real.

Asimismo, cada departamento de comercio exterior debe estar actualizado con las reglas de origen de cada tratado de libre comercio. Para ello, es fundamental contar con una biblioteca de contenido que permita informarse y estar al día para no infringir ningún tipo de regulación.

No hay dudas de que las nuevas tecnologías están impactando de diversas maneras el comercio internacional. Hablamos de abaratar costos, agilizar procesos y aumentar el expertise de la empresa. El resultado: un mejor cumplimiento de los tratados y una mayor competitividad que beneficia a todos los sectores.

¿Quieres saber más sobre cómo aumentar la eficiencia de tu equipo de comercio exterior? Conoce nuestra solución ONESOURCE Global Trade FTA.