1. Homepage
  2. Soluciones Fiscales Corporativas
  3. Blog Fiscal
  4. La nueva gestión fiscal en el paquete económico 2021

Artículo

La nueva gestión fiscal en el paquete económico 2021

El paquete económico lanzado por el gobierno mexicano para el 2021 presenta diversas actualizaciones en la gestión fiscal. Descubre en qué consiste y los cambios que traerá para el próximo año.

A pesar de la incertidumbre que predomina en los planes para el próximo año, la Secretaría de Hacienda ha dado a conocer el paquete económico para 2021, donde encontramos una fuerte dosis de optimismo expresada en los ingresos previstos para el próximo año. 

A grandes rasgos, la gestión fiscal del paquete económico 2021 no plantea un aumento específico en los impuestos, solamente el reajuste de la inflación. No obstante, confía en una fuerte recuperación económica.

Pese a la austeridad del paquete, mantiene el rumbo de las acciones de los años anteriores, en los que se continúa invirtiendo en obras públicas, como la refinería Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto de Santa Lucía, además del presupuesto destinado a los programas sociales. ¿Quieres saber más? Acompaña la lectura y descubre más sobre el tema.

¿En qué consiste el paquete económico 2021?

En el paquete económico 2021 consta la gestión fiscal para el próximo año y después de su aprobación por el Poder Legislativo debe de entrar en vigor a partir del 1 de enero. Este conjunto de proyectos engloba 3 documentos:

  1. Criterios Generales de la Política Económica (CGPE), donde se estiman, de forma general, los ingresos y el gasto público para el próximo año.

  1. Ley de Ingresos de la Federación (LIF), donde se incluyen las leyes en materia de recaudación fiscal. Entre ellas están las reformas a la Ley Federal de Derechos, la Ley del Impuesto al Valor Agregado, la Ley del Impuesto sobre la Renta y el Código Fiscal de la Federación.

  1. Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), en el que consta lo que se va a gastar el año siguiente.

El paquete económico 2021 prevé ingresos menores en un 3% a los registrados en 2019. Sin embargo, cuenta con la recuperación económica del país para poder cumplir con las obligaciones y gastos que se esperan para el próximo año.

Bajo esta perspectiva, la Secretaría de Hacienda proyecta un crecimiento de aproximadamente 4.6% para la economía del país, después de una caída de un 8% en 2020. Delante de esta visión optimista, que se espera con la llegada de la vacuna contra el COVID-19, se prevé una rápida reapertura económica, ya desde los inicios del próximo año.

Los datos de la Secretaría de Hacienda muestran que 3.4 billones de pesos ya están comprometidos. Este número equivale al 56% del presupuesto y corresponde al pago de pensiones, las participaciones a los estados, la deuda y al presupuesto de los 38 programas sociales, que son prioridad del presidente, y de infraestructura, como lo mencionamos anteriormente. Con todo, este porcentaje puede ser aún mayor, si se le suma el dinero destinado a la salud y al sector de energía.

Por otro lado, el presupuesto de Egresos de la Federación espera una inflación anual de 3% para el 2021, así como una tasa de interés del 4% y un cambio aproximado de 22.1 pesos.

Una de las esperanzas está en el petróleo

Pese a los resultados de Pemex de este año, los cuales en julio mostraron los peores niveles de producción en 40 años, menos 1.6 millones de barriles al día, en el 2021 se espera un aumento considerable, con un promedio de un millón ochocientos cincuenta y siete mil barriles diarios. Así mismo, se estima un precio promedio de 42.1 dólares por barril.

Este pronóstico positivo se basa en la demanda y los nuevos precios y aunque muchos analistas piensan que estos números no podrán alcanzarse, se espera que por lo menos se aproximen a las metas, una vez que estos ingresos son necesarios para cumplir con los gastos.

¿Qué ocurre con los impuestos?

En el paquete económico 2021 no se plantean nuevos tributos ni aumentos sobre los ya existentes, sin embargo, se determinan algunas actualizaciones y se estipula la forma de cómo hacerlos más eficientes, prevaleciendo una fiscalización más intensa.

Entre las actualizaciones en materia fiscal, podemos destacar las obligaciones adicionales para las personas morales con fines no lucrativos, ya que, para mantenerse bajo este régimen, además de tener que cumplir con varias exigencias, deberán obtener autorización como donatarias autorizadas. De esta manera, el control sobre ellas se torna más rígido.

De modo general, por las medidas fiscales que constan en el plan económico 2021 y considerando los números negativos en la economía actual, se calcula que los ingresos tributarios disminuirán un 2.6% con respecto a este año.

Con la gestión fiscal determinada en el plan económico se pretende hacer un buen uso de los recursos e impulsar la economía, siempre considerando el equilibrio entre los ingresos y los egresos, para que así se puedan enfrentar los desafíos ocasionados por la pandemia.

¿Quieres continuar informándote? Entonces, te invitamos a seguir leyendo nuestro blog.