1. Homepage
  2. Soluciones de Comercio Exterior
  3. Blog Comercio Exterior
  4. Nearshoring: La solución actual para el comercio exterior

Artículo

Nearshoring: La solución actual para el comercio exterior

Los problemas con las cadenas de suministros ocasionados por la COVID-19 y nuestra proximidad con el mayor importador mundial son algunos de los factores que favorecen el nearshoring en México. Descubre más en este artículo.

La pandemia ha puesto en evidencia algunas fallas en los procesos que antes eran imperceptibles frente a la regularidad que se vivía. En el comercio exterior, hoy podemos ver claramente algunas prácticas con las que se pueden optimizar las cadenas de suministros, entre ellas: el nearshoring.

México está estratégicamente posicionado, una localización que no puede desaprovecharse, aún más dentro del contexto en el que se vive, en el que la logística del transporte internacional ha sido gravemente afectada y se necesitan encontrar soluciones rápidas. ¿Quieres entender mejor este concepto y descubrir cómo puede beneficiar a tu empresa? Entonces acompáñanos en este artículo.

¿Qué es nearshoring?

El nearshoring es la estrategia de externalización por la que una empresa transfiere parte de su producción a terceros que, a pesar de ubicarse en otros países, están localizados en destinos cercanos y con una zona horaria semejante.

Esta práctica surge como respuesta al offshoring, que con el objetivo de reducir los costos busca proveedores en otros destinos, por lo general, en Asia.

No cabe duda de que las largas distancias y la diferencia de horario entre los continentes muchas veces perjudica la cadena de suministros; con el nearshoring se espera acercar los centros de producción tercerizada y solucionar estos inconvenientes.

¿Cuál es la situación del nearshoring en México?

Según un estudio realizado por Statista sobre los proveedores de las importaciones en México en 2019, podemos ver que un poco más del 45% provenía de Estados Unidos y casi el 30%, de China, Japón, Alemania y Corea del Sur. Algo que -hoy nos queda claro- podría optimizarse.

Con la pandemia, la logística del offshoring se vio seriamente afectada, ya que muchos de los proveedores de América están en Asia, siendo que China es uno de los más importantes.

La interrupción de las operaciones en este país al inicio del año demostró la vulnerabilidad del offshoring, sobre todo cuando hay exclusividad en los proveedores o estos se encuentran en el mismo país.

Es por este motivo que la resiliencia organizacional está haciendo que cada vez más empresas adopten el nearshoring no solo en México y Estados Unidos, sino también en el resto de los países americanos.

¿Cómo se puede beneficiar México con el nearshoring?

En América se encuentra el mayor importador mundial: Estados Unidos y si bien China por muchos años ha sido uno de los mayores proveedores del país vecino, las relaciones entre estos dos países cada vez están más decadentes.

Ante esta situación, México ha ido ganando terreno poco a poco, y hoy nos encontramos con un escenario totalmente favorable para que más empresas en Estados Unidos adopten el nearshoring y se concentren en nuestro país.

Estos son los factores que favorecen el nearshoring entre México y Estados Unidos:

●       Las difíciles relaciones entre China y Estados Unidos.

●       El T-MEC, que facilita el comercio entre nuestro país, Estados Unidos y Canadá.

●       La proximidad de las dos naciones.

●       Los bajos costos laborales de nuestro país.

●       Nuestras cadenas de suministro rápidas y seguras.

●       El buen desempeño de la industria nacional, sobre todo en el sector automotriz.

A pesar de que Estados Unidos es el mercado más atractivo que tenemos en el continente, no podemos dejar de lado otros países con los que podemos hacer negocios.

América es un continente que tiene muchas cosas en común, lo cual facilita los negocios. Encontrar nuevos mercados y nuevos proveedores dentro de este territorio colaborará no solamente con el crecimiento del país, sino también de todo el continente.

Si bien la mano de obra no es tan económica como la de Asia, tenemos valores competitivos que quizás no puedan igualarse a los de los países asiáticos, pero que sin duda contrabalancearán los gastos de logística de mercancías y reducirán los riesgos de la distancia.

La búsqueda de la recuperación económica ha hecho que el comercio exterior, tan afectado por la pandemia, encuentre alternativas para optimizar las cadenas productivas y de esta forma, ha encontrado en el nearshoring una de las soluciones más ventajosas. Por lo tanto, si tu empresa aún no ha considerado esta práctica, puedes estar seguro de que te traerá muchos beneficios.

¿Quieres continuar descubriendo nuevas alternativas que ayuden a tu empresa a recuperarse más rápidamente de la crisis ocasionada por la COVID-19? Entonces continúa leyendo nuestro blog. Tenemos mucha información que te ayudará a retomar el crecimiento de tu organización.