1. Homepage
  2. Soluciones Contables y Publicaciones
  3. Planificación fiscal: La solución para pagar menos impuestos

Planificación fiscal: La solución para pagar menos impuestos

Ahora es el momento ideal para empezar a trabajar en la planificación fiscal de tu empresa. Lee este artículo y descubre cómo disminuir legalmente tu carga tributaria.

El inicio del año es un buen momento para empezar con la planificación fiscal de impuestos. ​ De esta forma, es posible optimizar la eficiencia financiera de la empresa y escoger las mejores alternativas para el pago de los impuestos, evitando gastos tributarios innecesarios dentro de la legalidad.

En este artículo entenderás un poco más sobre la planificación fiscal y sabrás cómo aprovechar los beneficios fiscales. ¡Acompáñanos!

¿Qué es la planificación fiscal?

La planificación fiscal es el conjunto de prácticas y estrategias que tienen como objetivo reducir o postergar la carga tributaria dentro de la legalidad vigente. Para esto, debe hacerse un análisis detallado de la estructura y las actividades del negocio, lo que llevará al éxito de esta planificación, ya que cada empresa tiene sus características peculiares que deberán tomarse en cuenta para un mejor aprovechamiento de la estrategia.

Dicho esto, es importante dejar claro que la planificación fiscal es un recurso totalmente legal y no tiene nada que ver con la evasión tributaria, por eso es fundamental contar con un respaldo documental que garantice la licitud de todas tus prácticas.

La planificación fiscal debe realizarse con total atención a la materia fiscal, ya que, como es sabido, errores al excederse en lo permitido por ley, por ejemplo, pueden causar daños severos, como fuertes multas o, incluso, procesos penales para el contribuyente, con riesgo de cárcel en algunas ocasiones.

¿Cuáles son las principales ventajas de planificar el pago de sus impuestos?

La planificación fiscal no solo nos ayuda a reducir los costos tributarios de una empresa, sino que también trae ventajas que van mucho más allá:

●       Comienza a inculcar la cultura de la prevención en la empresa.

●       Permite detectar nuevas oportunidades en la compañía, ya que se realiza un análisis detallado de su situación.

●       Evita errores fiscales que pueden terminar en sanciones.

●       Facilita la planificación y la anticipación de los eventos futuros.

●       Le proporciona mayor seguridad al negocio, minimizando los riesgos.

●       Permite disminuir la carga fiscal.

●       Promueve el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

●       Pone en evidencia los movimientos financieros de la empresa.

Como puedes ver, la planificación fiscal te permite favorecer indirectamente diversos sectores de la empresa, además de su principal beneficio: reducir el gasto tributario.

Pero, ¿realmente es posible aprovechar los beneficios fiscales?​

Con una buena planificación, claro que es posible aprovechar los beneficios e incentivos fiscales, pero para ello, debes saber dónde están esas ventajas y utilizarlas a tu favor.

Por ejemplo, es posible comprar bienes y servicios deducibles de impuestos, es decir, que permiten disminuir el pago de obligaciones, como el Impuesto Sobre la Renta (ISR) o al Valor Agregado (IVA), de esta forma puedes recuperar parte de la cuota pagada.

También puedes comprar bienes y servicios que tengan estímulos fiscales y así puedes obtener un porcentaje de deducción adicional. Dentro de estos bienes está la inversión en maquinaria y equipo en ciertas entidades nacionales, la adquisición de combustibles sostenibles, la contratación de personas con discapacidad o mayores, etc.

Estos son solo algunos ejemplos de los beneficios fiscales que se pueden aprovechar, pero existen otros que pueden aplicarse en los diversos sectores de la empresa.

Lamentablemente el Paquete Económico de 2021, al contrario de lo que se esperaba, no trajo nuevos incentivos fiscales. Sin embargo, aun así, es posible aprovechar los ya existentes y, con una buena planificación fiscal, disminuir la carga tributaria de la compañía.

3 consejos para una buena planificación fiscal

A continuación, te damos 3 consejos para facilitar la planificación fiscal de tu empresa.

1. Mantén tu información al día

Mantener la documentación en orden para facilitar el análisis y el cálculo correcto de los impuestos es fundamental dentro de la planificación fiscal. En este sentido, la tecnología te puede ayudar, haciendo la consulta de los datos más sencilla, con lo cual podrás cruzar información y, así, disminuir el riesgo de errores.

2. Realiza el reporte de los ingresos correctamente

Tener máximo control de los ingresos es esencial para realizar correctamente las declaraciones. Un error en el reporte puede significar para el fisco la intención de evadir impuestos. Algo que puede proporcionarle serias consecuencias a la empresa.

Aquí la automatización también puede contribuir y colaborar con ese control, pero si a pesar de todo cometes un error, haz la rectificación lo antes posible.

3. Encuentra todas las posibilidades de deducción

Como te lo mencionamos, existen diversas posibilidades de deducción o diferimiento de las obligaciones, por eso, debes hacer un análisis detallado para encontrar y aprovechar todas tus opciones.

La tecnología debe ser tu aliada en todo el proceso de planificación fiscal y así mantener tu información actualizada y centralizada en un solo lugar. Un software de gestión tributaria te puede ayudar y no solo facilitará tu planificación fiscal, sino también te ayudará a minimizar el riesgo de errores.

¿Estás listo para conocer nuestra solución para la gestión fiscal? Entonces descubre todo lo que ONESOURCE DATAFLOW tiene para ofrecerte.