1. Homepage
  2. Soluciones Fiscales Corporativas
  3. Blog Fiscal
  4. Compliance y SAT: Las auditorías rompieron el récord en 2020

articulo

Compliance y SAT: Las auditorías rompieron el récord en 2020

Lee este artículo y descubre cómo vienen aumentando las recaudaciones de las auditorías y cuánto se recaudó en 2020.

Mantener el cumplimiento fiscal siempre ha sido necesario, sin embargo, cada vez más, el Servicio de Administración Tributaria, conocido como el SAT, está atento a que todas las empresas del país mantengan la conformidad.

Si en 2020 aumentaron el control y las auditorías, en el año que empieza se espera una rigidez aún más intensa. La vigencia de los esquemas reportables, la fiscalización más estricta realizada por el SAT, entre otras medidas que constan en la Miscelánea Fiscal 2021, exigen que todas las empresas mejoren el compliance tributario.

En este artículo, te mostraremos los montos recaudados por el SAT el año pasado y el panorama actual de las auditorías.

¿Cuáles son los resultados de las auditorías de 2020?

El año pasado hubo un notorio aumento en la recaudación federal debido a las auditorías del SAT. En el primer semestre de 2020 fueron recaudados 269 mil millones de pesos, un valor superior al que se percibió durante todo el año antepasado. En 2019 se había recibido el valor total de 233 mil millones de pesos, casi 14% menos que en los 6 primeros meses del año siguiente.

Los resultados del recaudo en 2020 fueron bastante positivos, ya que durante todo el año las auditorías alcanzaron la suma de 496 mil 217 millones de pesos, más del doble de lo que se obtuvo en 2019, siendo que el 43% provino de grandes contribuyentes. Asimismo, del valor total de contribuciones, 306 mil millones de pesos se recibieron en efectivo, mientras que 189 mil millones correspondían a la recaudación virtual.

La recaudación virtual se refiere a los pagos que no ingresan en efectivo y se materializarán en el futuro. Es decir, a la cantidad que el contribuyente no podrá usar para pagar impuestos futuros, solicitar devoluciones, realizar compensaciones ni aplicar pérdidas fiscales.

Esto significa que, a pesar de que el país alcanzó la mayor caída del PIB de su historia equivalente al 8,5%, en 2020 la recaudación tributaria fue muy importante para contrarrestar tal deficiencia, sobre todo en un periodo tan difícil como el que vivimos por los efectos de la pandemia.

¿Cuál es la percepción de riesgo del contribuyente?

Así como aumentó la recaudación por auditorías, también se incrementó de forma notoria la percepción de riesgo del contribuyente desde 2019. Según la encuesta realizada trimestralmente por el SAT, desde 2010 hasta 2018 un promedio del 60% de los contribuyentes respondía que era poco o nada probable estar sujeto a una sanción por parte del SAT. A partir de 2019, el porcentaje de contribuyentes que cree ser poco o nada probable empezó a variar entre un 10% y un 17%, mientras que los que lo consideran demasiado o algo probable pasa del 80%.

Esta percepción del riesgo aumenta la preocupación de las empresas con el compliance tributario, ya que mantener la conformidad evita los problemas fiscales y sorpresas desagradables en el caso de las auditorías.

¿En qué casos el SAT puede hacer una auditoría?

Cuando el SAT encuentra divergencia entre los datos fiscales que recibe, suele solicitar una revisión más detallada, la cual conocemos como auditoría.

El SAT utiliza las auditorías para inspeccionar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de sus contribuyentes, ya sean personas físicas o morales.

Durante esta auditoría se realiza un análisis detallado de los registros contables, los movimientos y todos los documentos que contengan información sobre las operaciones efectuadas por el contribuyente durante un determinado periodo.

Tipos de auditoría

Existen 3 tipos de auditoría del SAT

●       Visita domiciliaria. Se realiza en la dirección fiscal registrada. El auditor visita al contribuyente y le solicita los documentos necesarios.

●       Revisiones de gabinete. El contribuyente debe dirigirse a las oficinas del SAT con los documentos solicitados por medio de una notificación.

●       Revisión electrónica. El contribuyente recibe una notificación sobre la auditoría electrónica por el Buzón Tributario y a través de este se realiza todo el proceso.

En todos los casos, el SAT informa qué se debe revisar y le proporciona al contribuyente un plazo, con el objetivo de que presente la corrección de la situación fiscal.

Mantener la conformidad es esencial para evitar todo tipo de auditorías, aún más hoy cuando el desempeño del SAT es cada vez más intenso. Para prevenirte y ayudar a disminuir tus riesgos fiscales, es importante que realices una buena labor de compliance.

Continúa informándote, ¡sigue leyendo nuestro blog!

Blog Fiscal