1. Thomson Reuters México - Respuestas Confiables
  2. Soluciones Fiscales Corporativas
  3. Blog Fiscal
  4. Cumplimiento y manejo de crisis: claves para una gestión eficaz

Artículo

Cumplimiento y manejo de crisis: claves para una gestión eficaz

La crisis por la pandemia aún continúa y el rol del área de cumplimiento dentro de las empresas está creciendo en importancia por la necesidad de adecuarse a nuevas normas y procesos internos. Lee este artículo para conocer más.

La crisis del COVID-19 ha puesto a los equipos responsables del cumplimiento bajo un nuevo foco de atención. Con nuevas normativas por cumplir, su rol está cobrando mayor importancia dentro de las empresas.

Estamos ante un escenario de desafíos únicos, como garantizar la salud y la seguridad de los empleados en la oficina o en sus casas, evaluar los cambios regulatorios o hacer frente a la adecuación tributaria. Y esto puede ser una oportunidad única para que el área de cumplimiento obtenga un asiento en la mesa principal. 

El papel central del cumplimiento en el manejo de crisis

Veamos el caso de los apoyos y estímulos fiscales que han puesto en práctica algunos estados, y de las medidas tomadas por el SAT para paliar la crisis. Esto implica tanto una ayuda necesaria en tiempos turbulentos, como un aumento en el número de normativas que las organizaciones deben considerar y cumplir.

En este sentido, el acceso a créditos preferenciales, exenciones o prórrogas en impuestos locales por parte de una empresa pone de relieve la necesidad de una adecuación tributaria a las nuevas regulaciones. Lo cual, sin dudas, pone en énfasis el papel esencial que juegan los responsables del cumplimiento dentro de la estructura.

La gestión aún está en el “túnel” de la crisis

El COVID-19 se ha transformado en uno de los escenarios de riesgo más graves que las empresas han enfrentado. Y las perspectivas acerca de cuándo y cómo van a emerger las organizaciones del túnel al que la pandemia de coronavirus los ha obligado a entrar aún no son claras.

La incertidumbre sigue siendo alta para la mayoría de los sectores y las empresas, y los equipos directivos, de gestión y de cumplimiento están luchando por encontrar una base sólida sobre la cual planificar la recuperación.

Hoy, por ejemplo, muchas compañías tienen un alto porcentaje de su personal trabajando de forma remota. Y esto implica el desafío para los responsables del cumplimiento de monitorear sus actividades. 

A lo cual se suma el hecho de que muchas empresas quizá se vean obligadas a despedir personal. Un motivo más para que el área de cumplimiento esté atenta a problemas o comportamientos que pueden generar riesgos a la compañía.

La crisis acelerará los cambios ya en curso

Para algunos expertos legales, la pandemia acelerará los cambios en el manejo de crisis que ya están en marcha en muchas empresas. 

Hoy, las juntas directivas están inundadas de problemas urgentes que requieren priorización. En este sentido, surgen varias preguntas que aún necesitan respuesta:

  • ¿Cómo la junta directiva y los equipos de gestión pueden trabajar en conjunto para crear una respuesta única a la crisis sin desbordar aún más sus ya desbordadas agendas?

  • ¿Qué actividades específicas pueden realizar los directivos para aumentar la capacidad de gestión?

La crisis del COVID-19 ha creado una nueva generación de desafíos de conformidad y adecuación tributaria que deben abordarse a través del área de cumplimiento. Lo cual no hace más que acelerar la tendencia hacia una estructura en la que el cumplimiento está en igualdad de condiciones con otros departamentos de la empresa.

La pregunta será cómo se alinea con las diferentes áreas para presentar una imagen convincente de los riesgos que enfrenta ahora la junta directiva, en un contexto en el que ésta última está completamente abrumada. Sin duda alguna, tiene que haber un nivel de coordinación entre las áreas para garantizar el manejo de crisis de la manera más eficaz.

La grave contingencia sanitaria que atravesamos como consecuencia de la expansión del coronavirus ha supuesto la paralización o disminución de gran parte de la actividad empresarial. Pero los riesgos no han seguido el mismo camino. 

Es por ello que, en situaciones de crisis, las empresas deben demostrar que cuentan con las capacidades de gestión y cumplimiento necesarias para afrontar cada una de las contingencias.

Sigue leyendo nuestro blog para conocer más novedades.