1. Homepage
  2. Soluciones Fiscales Corporativas
  3. Blog Fiscal
  4. ¿Qué efectos tendría la eliminación del outsourcing en México?​

articulo

Outsourcing en México: ¿Qué efectos tendría su eliminación?

El último 27 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador comunicó que remitirá al Congreso de la Unión una propuesta de ley que pretende eliminar la subcontratación laboral, también conocida como outsourcing, actualmente tan presente en nuestro país.

En este artículo, te traemos toda la información sobre el tema y podrás conocer las consecuencias positivas y negativas para el país, si se aprueba el fin del outsourcing en México.

¿Qué es el outsourcing?

El outsourcing es la práctica de subcontratación o tercerización por la que un tercero se encarga de la administración de un cargo. Es decir, una empresa contrata a una agencia para que se encargue de los recursos humanos de su negocio.
Según la Ley Federal del Trabajo, como consta en el Artículo 15-A, el patrón, es decir, el contratista, ejecuta obras o presta servicios para el contratante con sus trabajadores. El contratante puede ser una persona física o moral, siendo el contratista responsable por la supervisión del desarrollo del trabajo. Es, de esta forma, que se estableció legalmente el outsourcing en 2012.

¿Por qué el gobierno quiere la eliminación del outsourcing en México?

La historia de esta práctica se inició en México con Felipe Calderón en el año 2012 y en la actualidad, se calcula que aproximadamente 4.6 millones de trabajadores trabajan bajo esta modalidad. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) esto equivale a un quinto de los trabajadores de todo el país.
A pesar del gran número de empleos que dependen de esta modalidad, el gobierno manifiesta que existe una forma de corrupción y que no contribuirá con ella, ya que asegura que las malas prácticas del outsourcing afectan a la Hacienda Pública y consecuentemente el desarrollo mexicano, pues se estima que unos 20,000 millones de pesos en impuestos dejan de pagarse por las malas prácticas de subcontratación.
Otro factor que ha sido considerado por el gobierno para querer la eliminación del outsourcing es el despido masivo de trabajadores a fin de año y otras irregularidades que van contra los derechos de los trabajadores. 

¿Cuáles serían los efectos de la eliminación del outsourcing?

Delante de esta polémica propuesta podemos ver una clara división entre los que están a favor y en contra. Sin embargo, hay un consenso entre los expertos, quienes indican que los efectos de la eliminación del outsourcing se reflejarán tanto en empresarios como en trabajadores.

Efectos negativos de la eliminación del outsourcing
Diversos líderes concuerdan con que el principal efecto negativo será el aumento del desempleo y de la informalidad laboral.
El aumento del desempleo ocurrirá por el despido masivo de los empleados subcontratados que no necesariamente serán contratados por las empresas en las que trabajan actualmente.
Bajo esta perspectiva, Armando Lareño, presidente del Centro de Estudios para el Empleo Formal, estima que de los 4.6 millones de trabajadores que se mantienen bajo esta modalidad, alrededor de 3 millones de empleados quedarán en la informalidad, mientras que poco más de un millón y medio podría ser contratado por las mismas empresas en las que ya trabajan. Esto se reflejará en el crecimiento de la informalidad laboral en aproximadamente un 59%.
Otro punto negativo como consecuencia de esta acción sería la disminución de los salarios, una vez que las empresas difícilmente invertirán más dinero en sus empleados, lo que hará que disminuyan los salarios para cubrir los aportes obligatorios.

Efectos positivos de la eliminación del outsourcing
El más importante de los efectos positivos es a favor de los trabajadores que se encuentran bajo esta modalidad, ya que al pasar el impacto inicial mejorarán sus condiciones laborales.
La mayoría de los trabajadores subcontratados reclama de la falta de seguridad laboral y del pago de las prestaciones, algo que, a largo plazo, podrá mejorar el nivel de vida de los empleados y de sus familias, dado que, con una contratación directa los empleados estarán inscritos ante el IMSS con su salario real.
Otro de los factores importantes sería el fin de los despidos masivos de final de año, proporcionándoles a los trabajadores los aguinaldos y el reparto de las utilidades correspondiente.
Y finalmente, el último de los efectos positivos sería la recuperación de los impuestos omitidos por la tercerización.
El fin del outsourcing realmente es una propuesta polémica, que ciertamente, como todo gran cambio, traerá ventajas y desventajas. Nos queda esperar que, sea cual sea la decisión, ayude a mejorar la situación del país.

Ahora, quédate con nosotros y continúa leyendo nuestro blog.